Translate

lunes, 28 de noviembre de 2016

AQUI NO HAY QUIEN VIVA

        Mi casa es la gloria. Se vive fenomenal en ella. Creo que es la mejor compra que he hecho en mi vida... hasta que llegaron los vecinos de enfrente. Mira que hay pisos vacíos en el mundo, pues han tenido que venir a vivir a mi lado los mayores gorrones que existen en la faz de la tierra. Seguro que os estaréis diciendo: "Va, no será para tanto. Yo también tengo vecinos plomizos y con no hacerles ni caso asunto concluido". Es posible que llevéis razón, pero es que al morro que tienen ellos hay que añadirle el poco espíritu que tengo yo y, claro, el cóctel resultante es más que "explosivo". Os pongo un poco en antecedentes para que podáis opinar.
       Al principio de su llegada empezaron como cualquier vecino normal y corriente, "que si me puedes dejar un poco de sal", "que si se me ha olvidado comprar el pan", etc. etc. Pero poco a poco el listón lo iban subiendo. Un día me encontré a Eusebio (así se llama el vecino) en la calle y nada más terminar de saludarlo me dice: "Oye, me he quedado sin tabaco ¿Podrías dejarme 5 euros y así no tengo que subir a casa a por dinero?" Yo, que soy corto, pero corto, pues se lo dejé. ¿Tú has vuelto a ver esos 5 euros? Pues yo tampoco. Otra vez me llama a casa desde la oficina y me dice que va a llegar tarde a casa y que su mujer tiene mucho trabajo y tampoco va a ir. Y me pide que le compre una fideua y un plato de sepia de la casa de comidas y se la deje aquí que ahora pasaría a recogerla. Yo, como soy tonto, pues se la compre. ¿Te han pagado a ti algo? Pues eso.
          Un día comentándolo con otro vecino me dice que lo que tengo que hacer es echarle morro y hacer lo mismo que ellos. Así que un día me decidí, toqué a su puerta y salieron los dos a abrirme. Les pedí un poco de azucar, que me había quedado sin nada y ¿sabéis que hicieron? Pues mientras él me decía que no les quedaba, la espabilá de la mujer va y me dice: "Mientras charláis un poco paso a tu casa y te cojo un tarro de mahonesa para las bravas que voy a hacer". Y con toda su jeta se coló dentro, abrió la nevera cogió la mahonesa y además, por si era poco, cuatro huevos, y con toda su cara me dice: "Te cojo estos huevos por si acaso me da por hacer ajoaceite".
          Pues así todos los días. Incluso a veces vienen con cualquier excusa para quedarse a cenar. El otro día llaman y me dicen: "Oye, ¿a vosotros se os ve bien la tele? es que aquí se ve pixelada y queríamos ver La Voz" Como no se decir que no, les dije que si, lo cual aprovecharon al momento para decir: "Pues no se hable más, pasamos dentro y lo vemos en familia. Ya veréis que bien lo pasamos. ¡Ahh! antes de sentarte mira a ver si tienes unas cervezas, pero tráeme de esas que sabes que me gustan pillin, no me traigas las de las visitas, jajaja" Y yo, tonto de mi, le traigo las cervecitas y unos nachos de regalo. Y encima a mi no me gusta La Voz, y quería ver el fútbol. ¡¡Gilip...!! 
           Pero ya por fin me he decidido. He sacado fuerzas de donde no las había, me he apretado los machos y .... he bajado a la inmobiliaria y he puesto el piso en venta. No había otra solución, así que he comprado otro piso y me alejo de esta locura, porque aquí no hay quien viva.
            Un mes después, ya en el piso nuevo:
            ¡¡Ding-dong, ding-dong!! Dice mi mujer: "Jose, abre a ver quien es". Abro la puerta y..."¡¡¡Sorpresa!!! ¿A que no os lo esperábais? Venga saluda a tu amigo Eusebio como se merece. No dirás que no eres afortunado. Nos hemos enterado de donde te habías venido a vivir y, casualidades de la vida, nos pilla cerquísima del trabajo. No te extrañe que nos vengamos más de una noche a cenar y a dormir con vosotros, porque nos ahorraremos un montón de tiempo y dinero en gasolina, además de lo bien que lo pasaremos juntos. Como en los viejos tiempos. ¿Mentira o Verdad?

8 comentarios:

  1. ya sabes mira por la mirilla antes de abrir.jeje (En mi familia somos asi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad! Ya decía yo que se me había olvidado hacer algo antes de abrir

      Eliminar
    2. vaya pesadilla! Marian

      Eliminar
  2. Otra idea mejor cuando vayan a pasar les dejas la puerta entornada con un cubo encima con agua calentita (Nunca hirviendo ehhh? y ya no vuelven segurisimo.(otra vez en mi famili somos asi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya ideas que tienes, cualquiera se fía de ti, jejeje

      Eliminar
  3. ¡ay que ver el lado bueno! ¡¡NUNCA ESTAS SOLO!!.
    J. Carlos

    ResponderEliminar